El ex MLN Carlos Liscano afirma que gobiernos del FA no hicieron nada en DDHH

Libros 04 de noviembre de 2022 Por Jordi Arnau
El ex tupamaro Carlos Liscano, a sus 73 años escribió un libro duro para depositar en el Sagrario ideológico de la izquierda. Un texto en el que reconoce que Cuba es una dictadura, algo que hoy les está vedado a los dirigentes del FA. Agregó que la isla es un país marcado por la pobreza, algo que aclaró nada tiene que ver con "el bloqueo" en el que el régimen se escuda, sino con el socialismo.
zero-carlos liscano

“El Frente Amplio está totalmente agotado; las últimas elecciones lo mostraron: no hay un debate, no hizo las reformas que podría haber hecho, que prometió, no hizo nada en materia de derechos humanos y eso me da mucha bronca”, sostuvo en una entrevista realizada con Emiliano Cotelo en el programa “En Perspectiva”.
Añadió que “tres gobiernos (del FA) con mayoría parlamentaria y no fueron capaces de hacer nada con la Ley de Caducidad. Votaron la ley interpretativa después de haber sido saboteada por Mujica, Tabaré Vázquez, Semproni, Danilo Astori, Nin Novoa, Bayardi, Breccia”.
“Yo no estoy inventando nada”, añadió.
“Mientras la izquierda no tome posición y reconozca que Cuba ha sido una dictadura nefasta, no va a tener arreglo”, aseveró.
“Ahora ponen a Nicaragua, sí, bueno, que es una dictadura más o menos, pero no a Cuba; ‘es una democracia diferente’ (dicen), ¿y qué democracia?”
Liscano publicó este año el libro ““Cuba, de eso mejor no hablar”, una crítica demoledora sobre el régimen socialista de la isla.
Liscano además lanza en el texto una grave acusación a parte de la intelectualidad de izquierda que fue condescendiente con el régimen instaurado por Fidel Castro.
“Es incomprensible la relación de la izquierda democrática uruguaya y latinoamericana con Cuba, la aceptación acrítica de todo lo que pasa en la isla, una dictadura conducida por dos hermanos. Pero mucho más incomprensible es la actitud de los profesionales de las letras hoy, repitiendo la conducta de los colegas de los años sesenta y setenta”, afirmó.
En este momento, el liderazgo frenteamplista tiene bloqueada la posibilidad de afirmar que “Cuba es una dictadura”, lo que se convirtió en un clásico hasta risueño por lo esperable durante el proceso electoral de 2019, ya que los candidatos del FA quedaban automáticamente bloquequeados ante la consulta en cualquier medio.
En “Cuba, de eso mejor no hablar”, Liscano cuenta su progresivo desencanto con la “revolución” a la que le declaró su “amor” de joven, aunque llega a la conclusión de que el socialismo en la isla fue un rotundo “fracaso”.
“Cuba es un país muy pobre y no a causa del bloqueo, sino porque no produce nada. En Cuba no hay libertades de ningún orden. Es la dictadura del Partido Comunista. Más concretamente: es la dictadura de la familia de Fidel Castro y de un pequeño grupo de generales y de burócratas que durante seis décadas aceptaron y aplaudieron los delirios mesiánicos del jefe”, escribió Liscano en su trabajo.
El libro de este autor fue publicado hace unos meses por la editorial “Fin de Siglo”, y ya va por su tercera edición, siendo el más vendido del año para esa grifa.
Liscano integró el MLN-Tupamaros en la década de 1960. Estuvo preso entre 1972 y 1985 y al ser liberado se marchó a vivir a Suecia, donde permaneció hasta 1996.
“Yo soy votante del Frente Amplio (FA) desde el año 71. Cuando me han dejado, he votado, he ayudado, muy poco, pero he ayudado al FA”, dijo. 
Pero dijo que la coalición de izquierda lo desilusionó.

Te puede interesar