Continúa la Industria de los Derechos Humanos

Hechos 21 de noviembre de 2022 Por Fernando Caride Bianchi
Desvirtuando el espíritu y los fines de una resolución del Consejo del Mercado Común MERCOSUR, se inicia una nueva “cacería de brujas”. Pero esta vez no serán brujas, serán empresarios y empresas privadas colaboradoras con las dictaduras hace 50 años. ¿Incluirán en la nómina como sospechoso al empresario Tabaré Vázquez por sus importaciones de equipamiento médico exonerado de impuestos durante la dictadura y su vínculo con el Dictador General Gregorio Alvarez?
FISCALES MERCOSUR

De acuerdo con lo informado días pasados por Búsqueda, en el mes de octubre se reunieron en Montevideo los Fiscales del MERCOSUR encabezados por el Fiscal General Juan Gómez.

Lo que se llama la Reunión Especializada de Ministerios Públicos del MERCOSUR, fue creada por el Consejo del Mercado Común del MERCOSUR el 19 de junio del año 2005. 

En la parte expositiva de dicha resolución se establece la necesidad de contar con un mecanismo ágil en el relacionamiento de los Ministerios Públicos de los Estados Partes del MERCOSUR y de los Estados Asociados, con el objetivo de potenciar acciones conjuntas para la prevención, investigación y represión del crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo, entre otros hechos punibles. 

La Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur, se dispone que estará integrada por los órganos competentes en la materia en los Estados Parte. 

En el artículo segundo de la parte dispositiva de dicha resolución del Consejo, dispone que: “La Reunión de Ministerios Públicos del MERCOSUR tendrá por finalidad la coordinación y cooperación de los órganos mencionados en el artículo anterior, para coadyuvar en la lucha contra la criminalidad organizada, mejorar los mecanismos de persecución penal y cooperación en las áreas de su competencia.” 

En la parte final del artículo cuarto establece que:. “Tiene por FINALIDAD la coordinación y cooperación de los Ministerios Públicos para coadyuvar en la lucha contra la criminalidad organizada, mejorar los mecanismos de persecución penal y cooperación en las áreas de su competencia.” 

En la Reunión Especializada de Ministerios Públicos del MERCOSUR celebrada en Montevideo y encabezada por el Fiscal General Juan Gómez se resolvió que la Sub-Comisión sobre temas de lesa humanidad que depende de la Comisión de Derechos Humanos, trabaje sobre el eje de “responsabilidad empresarial” de empresas privadas en crímenes de lesa humanidad ocurridos durante los procesos dictatoriales de los Estados parte del MERCOSUR. De acuerdo a un programa a desarrollarse en el período 2023 – 2024.

Se trata, entre otros aspectos de determinar posibles vinculaciones de empresarios privados con los regímenes dictatoriales, como por ejemplo la entrega de información respecto de sus trabajadores a los gobiernos de facto, así como otro tipo de colaboraciones.

La verdad, esta es una nueva manifestación de la “Industria de los Derechos Humanos”. De la lectura de la resolución de la creación de la Reunión Especializada de Ministerios Públicos del MERCOSUR, queda claro que tanto su motivación como sus fines no son hurgar en lo que sucedió hace más de 50 años en la historia de los Estados miembros del MERCOSUR.

Una vez más la hegemonía de Izquierda en los temas de Derechos Humanos, ha forzado los instrumentos jurídicos desvirtuándolos, para hacerlos funcionales a sus intereses ideológicos.

¿Esta es la mejor forma de dar vuelta la página? Evidentemente no. A la Izquierda en ningún lugar del mundo en toda su historia, le ha interesado “dar vuelta la página”. Todo lo contrario, han descubierto que las heridas abiertas siempre tienen un rédito político y económico a su favor.

Les interesa, les es imprescindible mantener viva esa herida. Sus “mártires” no pueden descansar nunca en paz. Deben seguir desde el inframundo trabajando y dándoles beneficios tanto políticos como económicos.

La voracidad político-ideógica-económica no conoce límites. Ya no les basta con mandar a prisión hoy, a militares que en los años de dictadura apenas le había empezado a crecer la barba. A post adolescentes, los últimos del “tarro” de la jerarquía militar. Eso sí, estos que hoy fomentan e instrumentan la “cacería de Brujas”, son los mismos que callaron en la “Comisaría del Club Naval” y con los “milicos” pesados transaron todo lo que había para transar y no más porque no se lo exigieron. Es claro, los que estaban sentados a la mesa de negociaciones en aquella ocasión, no eran Alférez ni Tenientes imberbes, Cuando “sobrevolaba y subyacía” al decir de Seregni, ahí NADIE ABRIO LA BOCA sobre Derechos Humanos.

Para finalizar la Sub-Comisión de lesa humanidad que investigará la participación de empresarios privados en las dictaduras ¿Estudiará el caso del empresario Tabaré Vázquez que en plena dictadura fue exonerado del pago de impuestos por la importación de equipamiento médico para su clínica? ¿Analizarán las eventuales implicancias que pudo tener sobre todo a la luz del telegrama de felicitaciones que le envió al Dictador General Gregorio Alvarez cuando asumió la presidencia?

Lamentablemente mucha gente bien intencionada no termina de entender la metodología de quienes lucran con la desgracia de otros. Pero como dijo Lenin hace cien años y aún sigue vigente: “la burguesía es tan tonta que nos proporcionará la soga con la cual serán ahorcados”.  El término burguesía utilizado por Lenin en su época hoy deberíamos sustituirlo por "Buenismo Liberal" ajustado más a la época actual.

Fernando Caride Bianchi

Abogado y Escribano. Un citadino devenido productor rural. Hombre orquesta en el campo. Amante de la historia y los temas políticos. Oriental, Hispano y tributario de la Civilización Cristiana Occidental. Cuando el trabajo lo permite, me escapo con la pluma y el papel. Espadachín del sentido común y esgrimista del mandoble.
Editor de Confidencial.

Te puede interesar